Familias anfitrionas

Es una experiencia única que implica alojar y convivir con un estudiante de intercambio de otro país.


¿Qué es ser una familia anfitriona?

Una familia anfitriona recibe y aloja a un estudiante extranjero durante un periodo determinado de tiempo. Durante la estancia, la familia le ayuda a integrarse tanto en el ámbito familiar como en su nuevo entorno cultural.

ser-una-familia-anfitriona

Las ventajas de ser una familia anfitriona

Ser familia de acogida resulta enriquecedor y gratificante, ya que permite conocer otra cultura e idioma, a través del estudiante.

Es una buena manera igualmente de hacer nuevos amigos de otras partes del mundo y que sus hijos se hagan más respetuosos, tolerantes y flexibles.Pero los beneficios no acaban ahí, ya que InterHispania, a cambio, compensa a familia con una pequeña ayuda financiera o envía a los hijos de nuestras familias anfitrionas a estudiar en el extranjero Programa IN-OUT.

La experiencia de alojar a un estudiante

Ese viaje cultural no está exento de pruebas o ciertas dificultades que al principio pueden surgir. Sobre todo el idioma es un gran obstáculo en las primeras semanas, por lo que el apoyo de la familia resulta fundamental. La cualidad principal que debe tener una familia es la madurez en la decisión de optar por esta experiencia. En segundo lugar, la paciencia para considerar que el estudiante es un adolescente que viene a aprender y que siempre es más difícil para él que para la familia ya que deja atrás a su propia familia, amigos, colegio, idioma, entorno social y país, de las costumbres alimenticias y horarios, lo cual, en su conjunto, le supone un gran reto para su formación.

Cometidos principales de una familia:

Acoger a un joven en formación implica ocuparse de él como de un miembro más de la familia. Se trata de colaborar en su educación mostrándole la importancia de la convivencia y del respeto a las normas, así como, de que descubra y aprenda las costumbres de la familia anfitriona y del país. Además de:

Obligaciones

  • Proporcionar al estudiante un hogar durante su estancia en España.
  • Proporcionarle habitación (compartida o no) y un lugar para estudiar.
  • Proporcionarle la comida (excepto las comidas que se hagan fuera del hogar y/o en el instituto).
  • Proporcionarte afecto y comprensión como a cualquier persona joven que lo necesita para su crecimiento personal y tener así una estancia satisfactoria.

No es obligación

  • Pagar las llamadas de teléfono del estudiante.
  • Pagar material escolar del estudiante.
  • Pagar las comidas fuera de casa del estudiante (en el instituto las comidas las paga el estudiante).
  • Pagar las comidas especiales.
  • Alojar en caso de visitas de los padres, los novios/as, los amigos.
  • Comprar la ropa y las cosas personales del estudiante.